Antecedentes

Los pioneros

Kandinski

"Un cuadro debe componerse como música y sonar como una sinfonía de colores"

Un poco de historia

La interacción entre diferentes sentidos aplicados al arte ha estado presente en el campo artístico desde hace mucho tiempo. Son muchos los artistas —algunos de ellos sinestésicos— que han buscado la relación entre el color y el sonido desde diferentes disciplinas: pintura, música, poesía...

El pintor Arcimboldo (1526-1592) creó una tabla de correspondencias entre los intervalos musicales pitagóricos y gradaciones de color.

 

Louis-Bertan Castel (1721-1786) construyó un "Clavecín Ocular". Sostenía que el color es una alteración de la luz, y el sonido una alteración del aire. Afirmaba que las vibraciones y el sonido producen colores.

El compositor ruso Alexander Scriabin (1872-1915) realizó sus propias asociaciones entre música y color. Construyó pianos que proyectaban colores. En la mayoría de sus composiciones musicales aplicó estas correspondencias. Su obra Prometeo: poema del fuego es la más representativa en este sentido. 

Vassily Kandisky (1866-1944) estaba convencido de que los colores tenían una correspondencia sonora. Los nombres de sus cuadros revelan esta idea. No fue el único: el título y la estructura de la pintura de Paul Klee Camello en paisaje rítmico de árboles, semejan una composición musical.

Pioneros del cine abstracto como Walter Ruttmann, Oskar Fischinger y Norman McLaren, incorporaron a estas correspondencias de color y sonido: el movimiento.

App

Sinfonía de colores

Un paso adelante en la creación de arte sinestésico.

Inventa música y hermosas pinturas en movimiento.

Exporta en formato .mp4 

Diponible en

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon

Todos los derechos reservados © 2019 María Artigas · www.mariaartigasalbarelli.com